sábado, 3 de octubre de 2009

¡Flipa Elías con mis pensamientos!

Elias y la Banda del Nervio

Bien, bien mis queridos polluelos...

Lo que viene a continuación es otra de mis paranoias fuera de la órbita mundial y que empieza así...

Eran los finales de los ochenta, cuando yo había logrado por fin sacar mi cabecita de dentro de la maraña en donde se había perdido, aun así bastante periódicamente yo tenia recaídas delirantes y esta fue una de ellas...

Era una época en que unos cuantos personajes extraños (a mi por aquel entonces todo el mundo me parecía extraño) nos pasábamos todas las tardes reunidos en el Bar Mensakas, que por entonces lo llevaba el Conan, y generalmente había dos sectores, los que jugábamos al Mentiroso o al Kiriki con los dados o los que jugaban al Futbolín

Y yo particularmente a parte de jugar con los dados, mi verdadera obsesión era escribir interminablemente poesías basadas en mi propia visión de mi propia confusión, hasta el punto que un novio gilipollas que tuve, para hacerme sentir mal haciéndome sentir dolorosamente mas extraña que nadie, me dijo que yo solo me comunicaba con la gente a través de mis poesías, y en realidad era asin, porque a mi hablar con la gente me daba pánico, no fuera que cometiera algún error, y todos me volvieran a girar la espalda....

Y una tarde de esas yo estaba sentada en una mesa con mas peña, y me entro una paranoia mesiánica conforme yo iba a salvar al mundo, y de todos los que habían en la mesa solo recuerdo a uno, que era el Elías Puente que esta actualmente en la Banda del Nervio.

Una foto de Elías en la actualidad


Elías por aquel entonces no era tan grandote como es ahora, pues era apenas un chavalillo, tan precoz que ya había montado por aquel entonces un grupo llamado Altillo, bueno pues el Elías estaba sentado a mi lado, y estaba hablando con los demás de la mesa, y yo que estaba en plena escervescencia mesiánica, y de pronto me imagine de que en un cerrar y abrir de ojos, dios me acababa de hacer una revelacion.

Así que yo estando sentada allí mismo en aquella mesa, de pronto me vi transportada al cielo angelical, y la revelación que recibí en aquellos momentos, es de que todos los que estaban sentados en aquella mesa eran santos que cuidaban de mi.

Y así es como recuerdo haber reconocido a San Elías, que seguía conversando con los demás, y en cuya conversación yo me introduje con toda mi paranoia pero con toda normalidad, y así yo les debí de decir, que ahora ya sabia de verdad quienes eran ellos, a lo cual debí de ser cuestionada al respecto de lo que yo acababa de decir, y ante cuya increpancia, yo respondí de que ahora yo ya sabia que todos ellos eran unos santos, a lo cual los demás se lo debieron tomar o a broma o como ocurrencia divertida, y me debieron contestar de que así era efectivamente, y yo debí de añadir de que yo estaba destinada a una misión divina, y curiosamente todo el mundo pareció creer en mis aseveraciones, y lo que debí de disertar a continuación, parecía interesarles, así que de pronto uno de ellos me pregunto, que a mi en realidad que es lo que me gustaría hacer o ser en ese paraiso, y yo con todo el fervor de que un santo me hiciera semejante pregunta, yo en aquel instante saque de mi interior, el único deseo ferviente el cual mi enfermedad no había podido arrancar de dentro de mi...y le dije a aquel santo...-"Quiero ser escritora"- a lo cual con toda naturalidad, como si aquel santo ya hubiera sabido de antemano lo que yo iba a responderle, deposito en la palma de mi mano un lápiz tamaño ratón, un lápiz coquetón que relumbro ante mis ojos, y así era como el santo me concedía mi deseo, augurándome que algún día yo llegaría a escribir cosas maravillosas, aun sin tener, como yo ya sabia, el talento suficiente para dedicarme a ello.

Y bueno aquí acaba este pequeño relato-paranoia, conmigo haciéndome el propósito de que iba a conservar el lápiz que me entregó San Elías, con motivo de la concesión de un deseo, y que no lo iba a perder nunca, lo cual no es cierto...yo lo pierdo todo siempre y ese lápiz también lo perdí...y a día de hoy no soy en ningún caso una verdadera escritora...pero escribir para vosotros...no paro de escribir...

salud camaradas....

SIL SOL SAL SOL SIL

Cuando el Elías lea esto va a flipar...
espero que me haga un comentario jocoso que lo pueda colgar aqui a continuación...

El Elías completamente entonao y a gusto despues de un concierto en el Estraperlo

Una caricatura de Carlos Azagra de La Banda del Nervio


ÇÇÇÇçççççÇÇÇçççÇÇÇçççÇÇÇçççÇÇÇçççÇÇÇçççÇÇÇçççÇÇÇ

Cuenta tu mismo tu historia

No dejes que la historia del "Punk Barcelonés" quede sin contar...

o que sea contada para...
fines lucrativos por algún medio oportunista-comercial...

Apoya "La Escena Catalana" desde el futuro de los 2000

No dejes que otros cuenten tu historia por ti

Cuenta que pasó en realidad

Cuentalo TU

No hay comentarios: