lunes, 31 de marzo de 2008

Poema a una puta contaminada

JA JA JA...
SI PONGO EN EL TITULO LA PALABRA "PUTA" MI PAGINA RECIBE UN MONTÓN MAS DE VISITAS DE "CURIOSOS"...
¿RESULTA CURIOSO NO? ..JA JA JA
SEGURO QUE SI PUSIERA LA PALABRA "VEGETALES" ESTO NO TENDRIA PORQUE PASAR....¿NO?
¿A QUIEN LE INTERESAN MAS LOS VEGETALES QUE NO LAS PUTAS?
TAL VEZ A LOS ORGULLOSOS GAYS QUE SE CUIDAN EL BODY......
O ACASO A LAS MUJERES QUE SE PASAN LAS NOCHES EN EL ORDENADOR VISUALIZANDO FOTOS DE CHICOS "DESNUDOS" EN LA OSCURIDAD....JA JA JA...
¡ES QUE ME PARTO!



POEMA DE LYDIA LUNCH

Por supuesto que deseo
ser la puta más perezosa del burdel
con las piernas abiertas
la cabeza reclinada hacia un lado
un lucky strike colgando
de mis labios escarlata manchados de polla
la mirada en el despertador
cuya palpitación sonámbula
me recuerda con cada latido
que mi pulso se ha relentizado
hasta ser una marcha fúnebre
cuyo cortejo (fúnebre ) será
como una samba larga como un siglo
plagada con los cadáveres esparcidos
de cientos de soldados muertos
cuya artillería pesada ha manchado
mi campo de batalla
con ojos cargados de morfina
cocaína MDMA o locura
mi cabeza emponzoñada
por innumerables contaminantes
en cuya dieta me he agasajado durante decadas
como homenaje a mi propia
supervivencia del mas enfermo.

Traducción :Marc Viaplana


;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;
Esto a continuacíon es un texto extraído
de la sección METRÓPOLI de elmundo.es

En un mundo en el que las referencias masivas del show bussiness musical corresponden a mujeres con actitudes como la de Britney Spears o Christina Aguilera, resulta casi imposible explicar quién es Lydia Lunch. Sería como intentar contarle a una niña a la que sólo le han dejado jugar con Barbies por qué debería admirar a Miércoles Addams (la siniestra hija de La Familia Addams). Difícil.



Lunch es una mujer polifacética, conscientemente inclasificable y capaz de mezclar con una naturalidad asombrosa cualidades tradicionalmente atribuidas a los hombres con otras que pertenecen a la naturaleza femenina. Lunch tiene la facultad de romper con cualquier idea preconcebida.

Ella es, en teoría, una de las grandes reinas de la No Wave neoyorquina. Una de las figuras esenciales del underground universal y, también, en teoría, performer, poeta, escritora de prosa, artista multimedia, cantante, músico, compositora y una de las grandes impulsoras del spoken word que iniciaron sus amigos y mentores de la generación beat (nos referimos a William Burroughs o Allen Gingsberg).


Lydia se encuentra viviendo en Barcelona desde hace unos años, aunque no ha dejado de hacer giras por todo el mundo organizadas por su actual compañero y manager Marc Viaplana.

«Una de las razones por las que he elegido dejar mi país, Estados Unidos, es porque estoy harta de lo que está pasando allí y de la presión a la que se somete a la gente.

Lo cierto es que en Europa se entiende mucho mejor lo que hago. No tengo que estar explicándolo todo el tiempo. No importa si soy fotógrafa, poeta o actriz. Entienden que lo que hago es articular las pasiones de la vida.

De todas formas, también es cierto que muchas de las expresiones artísticas más radicales surgen en Estados Unidos. Y está claro por qué es. Las actitudes represivas hacen que florezca el radicalismo».


Lydia Lunch siempre ha tenido una actitud política muy clara y jamás se ha planteado complacer ni a un lado ni a otro. La valentía la ha acompañado a lo largo de una carrera que comenzó en los años 70 con su grupo 'Teenage Jesus and the Jerks'.

Pero su visión del feminismo, como abanderada de unas teorías en torno al tema en las que, entre otras cosas, la sexualidad, se aborda con absoluta naturalidad, es una de los grandes logros de una mujer a la que grandes estrellas como Madonna o Courtney Love y todo el 'riot girl' deben más de lo que dicen.



«El problema es que el lenguaje tiene muchas trampas. Feminismo, ¿qué es el feminismo? Yo soy una humanista que quiero que la gente progrese. Que haga lo que le de la gana sin molestar al de al lado.

Algunas mujeres me fastidian tanto como algunos hombres. Me temo que es un problema de la especie humana, no de género. Somos muy inseguros y esa inseguridad y el miedo nos hacen sacar lo peor de nosotros mismos.

La gente, muchas veces, tiene problemas con todo lo relacionado con el sexo y se sienten agredidos si se aborda ese tema. Pero en mi caso, cuando hablo de determinados temas relacionados con el sexo no lo hago por una actitud feminista».

Escrito por Silvia Grijalba



++++++++++++++++++++++++++++++++++++++
Cuenta tu mismo tu historia

No dejes que la historia del "Punk Barcelonés" quede sin contar...

o que sea contada para...
fines lucrativos por algún medio oportunista-comercial...

Apoya "La Escena Catalana" desde el futuro de los 2000

No dejes que otros cuenten tu historia por ti

Cuenta que pasó en realidad

Cuentalo TU

1 comentario:

gabrielbaguena dijo...

Lydia lunch. Es el claro ejemplo, de lo que en la vida se debe hacer. Romper moldes, criticar la hipocresía de un mundo donde si eres creativo, si eres especial, si eres crítico, si luchas por los derechos humanos, por quebrar la indiferencia, eres espiado por gobiernos o asesinado como pasó en los 70',
con los grandes pensadores y luchadores por los derechos civiles y de la humanidad. Saber que otro mundo es posible, una voz en un estadio es imperceptible, pero cuando todas las voces del estadio gritan lo mismo, algunos se acojonan. Hay algunas voces que por si mismas son estadios, es el caso de Lydia. Que tu voz sea estadio, que se te oiga bien fuerte, alto y claro. Quien quiera ver que vea, quien quiera oír que oiga, que se escuchen tus lamentos, tus esperanzas de un futuro mejor. Lucha por ti sin dejar de luchar por todos.