jueves, 29 de noviembre de 2007

Perdiendo la virginidad...




En la entrada anterior titulada “Especial...Exposición de Scotty”, me he puesto a contaros, para situaros, con qué tipo de compañías había estado yo desde que empecé a relacionarme con la gente, y en esta explicación hago referencia un par de veces a mi virginidad como no perpetrada, con lo cual, reflexionando luego, me he imaginado que bien podría recibir un mensaje de algún curioso cachondo, de entre vosotros, preguntándome, que “ ya que te has puesto a contar, cuéntanos ¿como perdiste la virginidad?”, a lo que yo me he imaginado, que és lo que yo le respondería, y entonces ha pasado ante mi ciertas escenas de mi vida como si fueran una película, y no he tenido mas remedio que ponerme al ordenador a escribirlo todo....

Así pues os había contado que empecé a relacionarme con una “colla” de pijos, ya que en aquella época yo sufría de una fuerte melancolía, porque andaba enamorada, y no correspondida, de alguien ajeno a la colla, llamado Carlos Rodas que tocaba la guitarra como Jimy Hendrix, y que fue por su amor que empecé a escuchar los melancólicos blues de John Mayall.
Luego anduve con los Yankis Negros que ya os he explicado que me introdujeron en el mundo de la droga blanda, al mismo tiempo que con una advertencia a tiempo, me salvaron del jaco, y que entre ellos estaba el primer novio que tuve, El Pani, que respetó sumamente mi virginidad compartiéndome con una chica mayor que yo.




El primero a la izquierda es Peter el mejor amigo de Pani que esta a continuacion, luego una de mis mejores amigas de la época la Lucy, y luego otra de las chicas de los Yankis Negros, la MªJose que era hermana de el simpatiquisimo Mariano EPD

Luego anduve con la Deborah y la fauna autóctona de Sant Boi, el Scotty entre ellos, y hasta aquí es lo que os había contado.

Y no lo recuerdo muy bien pero con la peña que me relacioné a continuación fue con unos chavales de Bellvitge (aquel asqueroso Bellvitge instaurado por Don Frasco en los principios de los sesenta).

Eran una pandilla que en cierta ocasión se habían peleado con los Yankis Negros, pero que también eran muy buena gente. Tenían un grupo de pop rock que no recuerdo el nombre, si, si, se llamaban Lacy y que hasta incluso llegaron a tocar en una discoteca de Casablanca un barrio dentro del barrio de Cinco Rosas, que había sido prefabricado para desalojar a los gitanos de las barracas de Montjuich.




La Esther que era una buena amiga en la época de los Lacy y yo la de los pelos

Solo recuerdo de ellos que el que tocaba el órgano se llamaba Julio, que tenia un hermano muy guapo que traía de culo a todas las mozas, y que otro de ellos era el Gero muy guapo tambien, y muy buena gente.




El que esta al fondo mirando hacia la cámara es el Gero que años despues coincidió en un bar con el Juanito

La siguiente peña con la que me relacione fue con una gente del Prat que también tenían un conjunto de rock sinfónico llamado Norma Jean, y yo iba con ellos exclusivamente porque me había enamorado platónicamente, y no correspondida , de uno de los guitarras, y que aunque parezca mentira no me acuerdo de cómo se llamaba.

Después hubo algunos años en que mis padres se iban a veranear a un camping de Castelldefels, y ahí también hice algunas amistades, entre ellos , conocí al Panotxa.

Luego fui a parar a estudiar a la escuela de arte la Massana, y todo iba muy bien , dibujico por aquí, dibujico por allá, hasta que empezaron las clases de geometría, y eso era demasiado complicado para mi falta de concentración.
Así que entre dos opciones, por casualidad fui a parar como disjokey suplente del Magic, que en aquellos días estaba abierto 24 horas toda la semana, así que podías entrar en el Magic un lunes y no salir hasta el lunes siguiente.

Y fue por esa época precisamente, cuando por las mañanas, estando trabajando en el Clínico de auxiliar, conocí a un enfermito, que tenia leucemia, y que le gustaban un montón los Beatles como a mí. Y no se que paso, que aun siendo mas joven que yo, me enamoré perdidamente de él, no correspondida , claro, como siempre.




El que esta descamisado al frente es El Peque, el pobrecico tuvo una muerte bastante angustiosa, para mi tambien lo fue...

Este chico apodado El Peque, dibujaba de futamadre, y un día me invitó a ir a su casa. Y a partir de ese día, yo cada tarde iba a su casa, que estaba entre el mercado de Santa Caterina y el paseo del Borne.

El peque tenia un hermano, el Quique, que era el jefe de una pandilla de quinquillos autóctonos del barrio del Borne. Y como estaba súper enamorada del Peque y no hallaba consuelo, una tarde, su hermano me tiró los tejos, y yo acepté, y a los pocos minutos estábamos morreandonos en una de las camas de casa del Peque, así pues el Quique, ni corto ni perezoso me bajo las bragas y empezó a lamer por ahí, y eso es algo, que no me había hecho nadie todavía, así que con mis suspiros el tío quiso ir mas allá,¿pero que paso? Que yo vi al tío dispuesto para la penetración, y sin embargo no se había puesto ningún capuchón, y yo si tenia claro una cosa es que, con toda la libertad que me habían dado mis padres, yo no iba a volver embarazada a mi casa, así que aparte al Quique de mi, negándome ha hacer el acto, pero sin darle ninguna explicación, aparte de que yo en aquella época, desconocía lo que les pasaba a los chicos si les dabas un corte así.




Aqui estoy yo justo antes de ir a parar a Londres, en casa del Peque

Así que a partir de aquel momento, en el ámbito del Quique, pase a ser nominada , calientabraguetas, y yo sin saberlo.
Con el tiempo me entere de que me tachaban como “la que no follaba nunca” ante sus parejas, pero yo no estaba por la labor, pues mi amor hacia el Peque ocupaba todo mi tiempo.

Esta pandilla me introdujo en otra droga, en el LSD, y con ello descubrí un mundo fantástico, que tanto me perjudicaba psicológicamente, como me fascinaba.
Ellos por su cuenta descubrieron fatídicamente el jaco, pero yo después del consejo del jefe de los Yankis Negros, estaba completamente inmune a utilizar esta jodida droga.
A mi lo que me gustaba era la anfetamina, puesto que en un viaje a Andorra para comprar discos de importación, la había descubierto, y aquella peña del Quique, me enteré luego que entre ellos me llamaban la Biodraminica.

Así fue como en cierta ocasión me fui con ellos de noche de marcha a una discoteca de Calella, yo era la única tía, como siempre, uno de ellos, el Luisito, que era mas amiguete mío, al principio de la noche, me dio una pequeña pastilla, y me dijo que esto colocaba muy guay.
Aparte de que ya íbamos de tripi, y en algún momento dentro de la discoteca, me puse a bailar, algún tema roquero que se le debió escapar al discjockey, y mientras bailaba, uno de los amigos del Quique, que tenia la cara bastante agitanada, me miraba con absoluto desprecio.

Así que no se como fue, que salimos todos de la discoteca y nos fuimos para la playa, y estando todos ellos, unos 12 tíos, en las rocas en frente de mi, y estando yo allí de pie con todo el tripazo, de pronto, se hizo un aplastante silencio.
Y entonces la pastilla que me había dado el Luisito hizo su efecto, y fue todo en una, percibir el peligro y notar una excitación en mi órgano erógeno, era evidente pues que se trataba de una amenaza de violación múltiple, debido a que me consideraban, imbuidos por el desquite del Quique , que yo era una calientabraguetas.
Así que como si nada pasara, aunque con la evidencia por delante, le dije a uno que estaba sentado entre ellos, y que en teoría era mas amiguete mío, un tal Pinocho, “que yo me iba, que si se venia conmigo”, el me dijo, “que no , que se quedaba allí”, así que cautelosamente me fui marchando, y vi que ellos se quedaban allí sin abalanzarse sobre mi.

Así que me fui lo mas rápidamente posible muy lejos de allí, y me oculte en uno de los túneles de desagues de las lluvias a boca de playa, y estando allí con todo el tripazo y todo el susto y todo el calor, tuve irremediablemente que masturbarme.

Espere hasta el primer tren de la mañana, y cuando fui a la estación, ellos estaban allí, y el Peque me saludo como si nada hubiera pasado.

Posteriormente, pues yo con lo enamorada que estaba, no había , a pesar de los hechos, dejado de acudir a casa del Peque.
Así en otra ocasión, estuve en otra de sus fiestas nocturnas de tripi, y allí habían cuatro o cinco tíos, y solo otra tía y yo, de pronto, me percaté de que por la reacción de esa tía tirando de rabia cosas al suelo, de que la estaban obligando a follar con alguno de ellos, a cambio de pagar la fiesta y las drogas.

A mi por otro lado, no se como me hicieron ir con el Peque a solas al terrado, pero yo con la emoción de estar a solas junto al Peque, ni se me ocurrió que lo que pretendían es que me lo tirase, si no que yo estaba tan flipando y tripando, que el Peque me puso un brazo sobre el hombro, por compasión a mi ceguera, y cuando subió uno de los otros a ver que pasaba, fue eso lo que vio, los dos sentados en el suelo, y su brazo sobre mis hombros, pero no coló. Cuando volvimos a bajar del terrado el Peque y yo sin haber hecho nada, el Quique me insinuó, que como no había follado no tenia derecho a estar allí, y que me tenia que marchar.
De mientras, un gato, al que le habían dado LSD los muy cabrones, empezó a correr vertiginoso por las paredes y a resoplar con el lomo erizado.

Yo me fui, pero años mas tarde, les escribí una letra a los GRB, que se llamaba “La Fiesta”, y que sale en su single, “Estoy tan contento”, que era una descripción de aquella asquerosa fiesta.



LA FIESTA

Transcurre la fiesta
entre charlas y risas,
miradas brillantes.
miradas furtivas.

La charla inocente
parece inquietarles,
miradas furtivas,
miradas brillantes.

Entre las piernas
algo despierta,
las expresiones
se convierten
en muecas.

Todos saben
que hay tras esa puerta,
hay una cama
detrás de esa puerta.

Alguien comenta
“Se acabo la fiesta”
miradas, miradas,
miradas, miradas.

La diversión
no es gratuita
es la hora de pagar,
¡chicas!.

Una puerta para entrar
otra puerta de salida,
y la oportunidad
de decidir ¡chicas!



Y entonces sucedió otra cosa, y es que en el Clínico me dieron un puesto en el dispensario de ginecología, y allí descubrí un armario repleto hasta los topes de anticonceptivos, así que sin dudarlo, los empecé a usar, y mi primer propósito era saldar la deuda simbólica contraída con ellos, follandome a uno de ellos.
Así que lo intente con el Luisito, que era el que mejor me caía, pero yo no lo sabia y talvez Luisito tampoco, que Luisito padecía de gay, y se asustó mucho de mi cuando lo intente camelar.




Este es Luisito conmigo cuando ya habia vuelto de Londres


Así que fui en busca de otro, pero el Quique debió de enterarse por el Luisito de mi nueva actitud, y me preparó una nueva trampa.

Así estando yo reunida nuevamente junto a su pandilla, siempre tras los huesos del Peque, en un bar colindante a la calle Platería, y estando sentados en corro frente a unas bebidas, un tipo de ellos que yo había visto pocas veces, se me empezó a insinuar de forma tan descarada que pronto caí en la trampa, y fue su acoso tan libidinoso, como era tanta mi osadía, que acabamos los dos juntos en el water del bar, y todo fue que cuando aquel perla se sacó lo que tenia dentro de los calzoncillos, aquello era monstruoso, a mi no me cabía por lo menos.

Quedaba evidente pues que había sido otra astuta treta de don Quique para que yo apechugara con el dolor de lo imposible o siguiera estando en deuda para siempre con ellos, debido a que si desistía, quedaba nuevamente culpabilizada, a los ojos de todos, como una calientabraguetas, y así fue que yo lo rechace, pues a mi el sexo con dolor no me va nada, y además, no dudo de que aquel jambo se había encontrado en otras ocasiones con otras negativas y por lo menos lo debía de tener asumido...aparte de que era culpable junto con los demás de tenderme una trampa atrayéndome desaforadamente para después, imbuida ante la grotesca evidencia, tenerlo que rechazar....el caso es que yo quedara como calientabraguetas y así su supremacía de machos malheridos por los caprichos de una mujer, quedaría establecida.

Después de este capitulo me topé con el Juanra, que en aquellos días nos llevábamos bien, pero que con el tiempo, tal como me demostró, se volvió muy irrespetuoso conmigo, en parte por culpa de la asquerosidad de la dronja.

Así que pille al Juanra por banda y allí mismo en casa del Peque, sin ningún erotismo, solo para cumplir, follé con él, y me sorprendió no sentir nada en absoluto, fue una cosa completamente aburrida e insulsa......pero así fue como al fin a mis 21 años perdí mi virginidad.

Después de esto la pandilla de mequetrefes esta, no volvió a verme el pelo.
Al poco tiempo el Peque murió, de su leucemia con muchísimo sufrimiento, en una época en que los transplantes de medula estaban en periodo de investigación. Y ni ellos, ni su hermano, ni nadie, me avisó para asistir al entierro.

Con el tiempo me los encontré varias veces a alguno de ellos por la rue, y en una de las ocasiones aquel que me encontré, me explicó que una vez al principio de la época de Ultimo Resorte habían cogido entre unos cuantos de ellos, un coche y mientras se dirigían para Sant Boi a hacerme una visita susto-sorpresa, tuvieron un gravísimo accidente.
Y desde que supe esto me entró cierta manía persecutoria con ellos.
En mis peores momentos de paranoia, ellos aparecían allí en mi mente acosándome y sabiendo donde vivía.

La ultima vez que vi al Quique, iba con otro individuo que se estaba mangando algo en una ferretería, justo a mi lado, y mientras yo observaba llena de curiosidad al tipo ese, el Quique me vino por detrás y me dio un susto mortal, tanto, que cuando me preguntó donde vivía, estuve a punto de contestarle “-no lo se-“.

En fin esto es todo amigos, no olviden de vitaminizarse y mineralizarse...agur...
SIL.





Esto es la decoración de una caja de cerillas de la época...para que veáis el alcance de espectacularidad que el punk significó para la sociedad normal aquella, que en cuanto que corria prisa, para encontrarle una explicación sencilla al fenómeno, el convertirlo en una moda pasajera de unos exibicionistas, que sin causa, ni seso, proclamaban el insulto y la violencia....



+++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Cuenta tu mismo tu historia

No dejes que la historia del "Punk Barcelonés" quede sin contar...

Apoya "La Escena Catalana" desde el futuro de los 2000

No dejes que otros cuenten tu historia por ti

Cuenta que pasó en realidad

Cuentalo TU

2 comentarios:

Pánica Bara dijo...

SIL...

:) coño! me has emocionado con tu opinión al respecto de mis vómitos...para mí, es importante saber que sienten los demás, pero solo la opinión de seres como usted señorita..

:- Estaba deseando llegar al momento de pérdida de tu insana virginidad :) , jajaj..me encanta leerte, y cotillear en tu mundo. SI SIL SI un fondo de Maruja de pelos cardados se oculta en mí, me he quedado en tu inicio en las dulcemente histéricas noches de LSD; Hola hermana!! jajaj, tenemos mucho en común.
Seguiré leyendo ésta nuit, ahora he de currar algo...si, en casa, con mis petas, pero currar..

Serás una de las primeras en leer Necroscopio. Hay un relato en especial, que quiero que leas...

Pásalo teta en tu cumple 100.

Pánica :)

PD:- Preciosa la foto tuya y de Luisito...

Anónimo dijo...

Hello, as you may already noticed I am new here.
In first steps it's very good if somebody supports you, so hope to meet friendly and helpful people here. Let me know if I can help you.
Thanks in advance and good luck! :)