viernes, 14 de septiembre de 2007

Africa querida....











Habla SIL.

Desde estos últimos años... miles de emigrantes del continente Africano, sin equipaje, y sin dinero, han llegado a esta tierra de las oportunidades.
Muchos, muchos se quedaron a medio camino.
Otros sin embargo han empezado a deambular por nuestras calles, sin vivienda y sin trabajo, durmiendo en plazas centricas, como la plaza Cataluña, hasta ser desalojados.
El sueño que les trajo aquí se les ha roto en las manos.
Es nuestra la oportunidad de demostrarles de que hay corazón en las ciudades que hemos construido, que no solo están formadas de luces, hierros y cemento, si no que la gente que las constituimos tenemos un trasfondo emotivo y empático de cordialidad y justicia social.
Si no es así, nosotros acabaremos creando una sociedad que los odie y los desplace, y ellos también nos odiaran a nosotros.
Y entonces también nosotros estaremos perdidos, pues los guethos dividen la comunidad a favor de la violencia, y también a favor del racismo, fascismo, y segregación.
Así que nosotros mismos, o somos solidarios o nos comportamos como seres vacíos que vivimos en el vacío de un fastuoso decorado y no nos merecemos de las delicatessen de las que gozamos, o acabaremos pagando el precio del odio, un precio demasiado caro.
Por eso os pido que cuando los veáis en el noticiario, no miréis si son muchos o son pocos, si son acaso invasores, sino mirarles a los ojos, esos ojos que expresan el “sin palabras”.

NOCHE EN LOS OJOS

Mira en sus ojos y veras la noche negra
esa noche que persiguen
esa noche que se encuentran
esa mano que precisan entre tinieblas

Mira en sus ojos y veras lanzar sus sueños
llenos de olas negras
llenos de gaviotas fieras
llenos de puños cerrados y hoyos abismales

Mira en sus ojos y veras dejar un pueblo atrás
un pueblo en blanco y negro
que nadando hacia lo desconocido
busca su destino necesario y merecido

Mira en sus ojos y veras las luces que imaginan
las de nuestras ciudades
las de nuestros objetos
las luces que poseemos dentro de nuestras casitas

Mira en sus ojos y veras la gran esperanza
la esperanza del mundo nuevo
la esperanza del mundo fiero
la esperanza defraudada por la realidad de hierro

Mira a sus ojos y veras el naufragio sobrevivido
los que quedaron en el mar
con el sueño de llegar
hasta un sueño tan alto que de volar se han caído

Mira en sus ojos y veras su orgullo desaforado
por alcanzar esta orilla
después de desafiar la vida
después de haber tocado lo que deseaban tocar

Mira en sus ojos y veras que son negros y hermosos
grandes ojos sin fronteras
grandes ojos fascinados
ojos de visionarios que por nuestras ciudades desvelan

Mira a sus ojos y veras que están deslumbrados
que caen por un abismo
que necesitan una mano
¿Tienes una mano, amigo?, amigo ¿tienes una mano?

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++
Habla SIL.
Bueno así que como recientemente he escrito esta poesía respecto a la inmigración que acude aquí desde el Africa malherida.... y buscando imágenes para ilustrar mis palabras me he encontrado con este personaje, Fela Kuti inventor del Afro-beat...que es una mezcla de Jazz, Soul, y tradicional...que no tiene nada que ver con el punk, pero si por tanto su actitud obstinada...y aunque yo no tenga nada que ver ni con el Jazz, ni con el Soul, ni mucho menos con el mesticismo, ni con mestizaje alguno, aun así he querido hacer un homenaje a esta tierra del olvido....Africa....
++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

FELA KUTI Historia de un Punk Africano



Fela Kuti nació en el seno de una familia de clase media, lo cual para el año 1938 y en Nigeria era todo un privilegio. Su madre fue una importante activista pro los derechos de la mujer y el movimiento anti-colonialista en su país. Su padre fue maestro de escuela también muy activo y pianista. Tras empezar la carrera de medicina en Londres, Fela fundó su primer grupo, los Koola Lobitos, comenzando los primeros pasos del afrobeat. Dejó la carrera y se trasladó a Estados Unidos. Esta etapa fue crucial en su vida ya que tuvo contacto con los movimientos del Black Power y las Panteras Negras, lo que le dio un cambio radical a su música y a su visión política. Debido a su activismo, antes de ser deportado cambió el nombre a su banda por Africa 70 y regresó a Nigeria.

Una vez allí fundó un sello discográfico cooperativo donde se daban cita independentistas , y empezó a cantar en inglés para poder ser comprendido por “toda la nación africana“. Poco a poco su música fue extendiendose por la zona, teniendo gran impacto social tras la publicación de su disco “Zombie” (1977), donde criticaba a todo el sistema del ejercito nigeriano. El éxito del disco fue tal que las instalaciones de su cooperativa llegaron a ser atacadas por unos 1.000 soldados. Fela fue herido y asesinaron a su abuela. Las instalaciones fueron destruidas, perdiendose cientos de grabaciones originales.

Celebró el aniversario al ataque a Kalakuta Republic casándose con 27 mujeres, la mayoría de ellas cantantes. En ese año 78 celebró importantes conciertos, como el de Accra, donde tuvo literalmente que salir por patas tras cantar su éxito Zombie.

Entre 1979 y 1983 se postuló dos veces para presidente de Nigeria tras fundar el partido “Movimiento del pueblo“. Sin embargo las candidaturas fueron rechazadas y sufrió varias encarcelaciones, algunas de ellas relacionándolas con asuntos de drogas. Tras veinte meses en prisión fue liberado al cambiar el gobierno y se divorció de 20 de sus esposas. En los 80 participó en varios conciertos, como el de 1986 convocado por Amnistia Internacional, donde tocó junto a artistas como Bono, Santana, etc. Siguió publicando discos donde mantenía su activismo y criticaba a líderes mundiales como Margaret Tatcher o Ronald Reagan.

En la década de 1990 su actividad comenzó a mermar y dejó de lanzar discos. Una ola de rumores sobre su posible enfermedad y su negación a ser tratados inundó a los medios nigerianos. El 2 de agosto de 1997 fue anunciada su muerte en Lagos, Nigeria. Tiempo más tarde se difundió que había muerto de un ataque al corazón causado por su infección con el Virus de la Inmunodeficiencia Humana VIH, aunque sus seguidores todavía declaman que murió por los reiterados ataques que sufrió desde el gobierno de Nigeria a lo largo de 20 años de activismo político en pos de una África socialista y libre.

Fela Kuti dominaba más de 10 instrumentos y llegó a publicar 77 discos. Su discografía es tan extensa que tiene verdaderos ladrillos bastante aburridos con temas de hasta 30 minutos, pero sin embargo os recomiendo acercaros a su música, a la esencia del afrobeat y llenaros con su ritmo.



Música de la mejor calidad y compromiso político, esto es lo que nos ofrece el nigeriano Femi Kuti en este álbum. El disco es un impresionante directo, un exponente del Afro-beat en el que funk, soul, jazz, se mezclan con otros ritmos tradicionales africanos. Está grabado en el club Africa Shrine de Lagos, fundado por su padre -Fela Kuti- y escenario desde los años 70 de muchos conciertos en los que la música se ponía al servicio de la denuncia política y social.

Pero además de la explosiva energía musical de este disco, Femi deja ver en las letras de sus canciones su condición de defensor de los derechos de su pueblo. Siguiendo el ejemplo paterno, aprovecha su proyección internacional para denunciar la trágica situación en la que vive el continente africano asolado por las guerras, las enfermedades y la miseria en que le han sumido las dictaduras corruptas, la explotación de las multinacionales y la hipócrita complicidad de las opulentas sociedades del Norte.

La tradición combativa de la familia de Femi, marca decididamente su trayectoria: su abuela paterna, una antigua dirigente sindical nigeriana, fue asesinada (defenestrada) por el ejército en 1977 cuando contaba 78 años. Su padre, el mítico Fela Kuti (apodado The Black President) fue, además del creador del Afro-beat, un incansable luchador que sufrió persecuciones, torturas y todo tipo de vejaciones por los gobiernos dictatoriales de Nigeria hasta su muerte –víctima del Sida- en 1997.

En el terreno musical también Femi recibe la herencia de su padre: desde muy joven se incorpora a la banda de Fela -Egypte 80- que llegó a liderar cuando éste fue encarcelado en el 84. Posteriormente forma su propio grupo -The Positive Force- con el que empieza una carrera musical independiente, en la que enriquece y actualiza el Afro-beat con su estilo propio. Con su banda grabará en el 98 “Shoki Shoki” disco con el que conseguirá el reconocimiento internacional que se consolidará con su siguiente trabajo “Fight to Win” publicado en el 2001.

En el 2004 sale “Africa Shrine”, junto al CD se publica también el DVD: “Live at the Shrine” realizado por Raphaël Frydman (realizador también de Babylon’s Fever sobre Manu Chao) que recoge la grabación en directo del álbum y otros aspectos de la vida en el Shrine, ese legendario local convertido hoy por Femi en lugar de conciertos, de actividades sociales y en centro de oportunidades para los jóvenes músicos nigerianos.

Africa Shrine es también un homenaje de Femi a su padre, a sus ideales y proyectos comunes, es un disco africano hasta la médula, que con sus ritmos, con sus letras y con el orgullo negro de su creador nos acerca a ese maravilloso y maltratado continente. Un disco para escuchar y bailar, pero también para hacernos pensar.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++
Cuenta tu mismo tu historia

No dejes que la historia del "Punk Barcelonés" quede sin contar...

Apoya "La Escena Catalana" desde el futuro de los 2000

No dejes que otros cuenten tu historia por ti

Cuenta que pasó en realidad

Cuentalo TU

No hay comentarios: