sábado, 3 de febrero de 2007

Habitacion con KKs y los Impact...

Mi entrada de Ramones, la primera vez que vinieron, tocaron por encima de la fuente animada de Montjuic, Dee Dee no dejó de tirarnos puas, y despues de su concierto , el Juanito y yo nos encontramos cara a cara con ellos, de camino a su autocar, llevando al largo de Joey arrastrando a cuestas...¡Lastima no haber sabido ingles!

Lo que voy a narrar a continuación, procede de una carta que le escribí a mi baterista actual Alice Go, con respecto a una anécdota descabellada, que por no transigir en el imperamento, de ama del hogar tradicional, en un hogar que pretendía ser un distintivo entre las relaciones hombre y mujer, de la época, en la cual se supone que estábamos cambiando el mundo...

Me vi sometida a una situación la mar de escabrosa, y no es que quiera sacar ahora mismo los trapos sucios entre Juanito y yo, pero esto es algo que por escabroso hay que contarlo, siempre teniendo en cuenta de que han pasado mil años desde entonces, y que todas las personas hemos cambiado para mejor, que esta anécdota es solo a modo de ejemplo lo suficientemente explicita para situaros en los limites extremos e insostenibles que nos colocábamos a nosotros mismos, así que por ello no juzguéis ni a Juanito ni a mi...y espero que sepais valorar mi sinceridad...

A continuación un extracto de la carta a Ali-Go que se refiere a una defensa pasiva pero insistente de las capacidades de valorizar pequeñas reivindicaciones femeninas...en el ámbito domestico....

Además de tener sobre nuestra conciencia, oponiéndose frontalmente (y solo a nivel de supuestos entendimientos que nunca fueron transmitidos en palabras) contra nuestra propia determinación de autenticidad, en relación a nuestra auto-obligada aportación a la normalización del progreso "feminista" “no radical”, en cuanto al hecho de ser activistas de acciones apreciativas socialmente dentro de la escena (recuerda la frase de Joan Jett, "las chicas hacen lo que quieren hacer y eso es lo que hago yo") que nuestros novios por muy hardcores aventajados que fueran, eran unos simples machistas, que antes te montaban un cristo, que no aceptar que por tu punkitud intentaras plantarle cara, para que de una vez fregara los platos, o hicieran cualquier cosa útil en el hogar compartido.

Así que cuando yo me ponía delante de Juanito a exigirle que realizara su labor domestica justamente, acto seguido el imponía sus evasivas, alzando el tono de voz y amenazando con una dislocada bronca dialéctica, que por cierto yo siempre acababa perdiendo, por que yo era mas razonable y no soportaba discutir....

Un día te contare la anécdota de la habitación llena de cagadas de gato (¿porque no ahora?) y la invitación al grupo italiano los IMPACT a venir a dormir a casa, con respecto al curioso hecho de que solo teníamos esa habitación disponible para ellos, la de las cagadas de gato.

Cuando los Impact (grupo Hardcore italiano que vinieron a tocar a los Transformadors junto con Rip y Grb) llegaron a casa, y les mostramos la habitación donde tenían que dormir, la única que teníamos, y la que precisamente estaba llena de cagadas de gato, y los dejamos allí, y nosotros nos retiramos "con toda naturalidad" a dormir a nuestra habitación, para ver al día siguiente, que ellos mismos se habían limpiado las cagadas para poder estirar el colchón en el suelo...¡Que horror!...

Pero claro, si yo no limpiaba las cagadas del gato, nadie lo hacia, y si yo intentaba sugerirle que él, al Juanito, que también era responsable de las cagadas de su gato, entonces me montaba un cristo, tipo, puñetazo en la pared o histerias varias ( no llegó nunca a pegarme, no es a eso a lo que me refiero) pero si a una manera de escabullirse de según que cosas, con el simple truco de alzar más la voz que yo.

Entonces como yo era muy punky, pos ya no limpie mas las cagadas, y deje a ojos vista que esa habitación luciera salpicada de heces bajo el criterio libre y artístico del gato( que por cierto era el gato que trajo Dieguillo).

Y así fue como el Juanito , en una jugada maestra, invito a dormir a los Impact a esa habitación, pero como él con toda naturalidad se eximió de la responsabilidad de acomodar a nuestros invitados, pues yo, que además siempre era la mala de la película, decidí seguir el ejemplo de naturalidad demostrada por él mismo, y me hice también la sueca, y me retire también a mis aposentos, sin realizar las funciones de anfitrión que en aquel momento clamaban al cielo.

Lo malo es que solamente yo me sentí terriblemente mal y él me había vuelto a ganar la baza, contrariando de tal forma el sentido común, que yo ya me estaba volviendo loca....

Si él ganó porque después de eso yo volví a limpiar las cagadas, para previsión de que él no volviera a avergonzarme con otros supuestos invitados, pero aquello resultaba realmente insostenible, hasta el día que yo lo di por terminado, entonces fui terriblemente cruel con él echándolo de casa, pero yo en aquellos momentos ya estaba trastornada por el virus de la auto-inculpabilidad, y mi único criterio aceptable era huir de él y ponerme a salvo, sumida en un pánico demasiado desmesurado, pero en fin, tal era mi trastorno que aun no hacia una semana que lo había echado de casa, cuando, entré en la dinámica de que la radio y la televisión me hablaban, pero eso ya es otra historia...


Besicos
SIL.

No hay comentarios: