viernes, 19 de enero de 2007

Extraido de una montaña de papeles



Mi querida y diabolica Silvia Resorte



El terror de los "Normales" perfectos...

Al leer esto tratad de ver a una gilipollina de veintipocos años, que se quiere hacer la interesante con sus observaciones y su lenguaje irrespetuoso…

Esto que vais a leer a continuación es una trascripción de lo que yo misma escribí referente al primer concierto que hicimos en el Hospital Psiquiátrico de San Boi, en una libreta cualquiera de las millones que tengo con garabatos de la época, lo increíble ha sido rescatarlo(entre otras cosas), de una caja rebosante de papelotes desteñidos y arrugados.


Todo empezó porque estábamos hartos de todo y no queríamos seguir soportando actuaciones aburridas de grupos chorras que no divertían a nadie.

La primera actuación la hicimos en el Siquiatrico de San Boy delante de 200 chiflados y sus acompañantes y cuatro o cinco punkies.

Habíamos pasado el día allí entre chiflados, borrachos y yonkis, y a Juanito un loco casi le corta el cuello con una navaja de afeitar con la excusa de que estábamos en guerra.
También conocimos a Wroffi que era un loco que nos perseguía a todas partes, y que corría detrás nuestro, y le daba una palmada a Tommy en la espalda y decía -“Paras”-, y que después se convirtió en un montador de equipo de putamader.

Antes de que tocáramos echaron una película del Zorro, luego hicieron payasos, villancicos, y como no, flamenco.
Aqui esta el grupo de flamenco que tocó entonces antes que nosotros

Luego se cerro el telón, y entonces salí yo soltándoles una introducción a modo de advertencia de que estaban todos en peligro, que se apretaran contra los sillones y que pulsaran el ultimo resorte.
De pronto empezaron a sonar la guitarra y el bajo, descontrolados, a toda potencia.
Algunos entre el publico gritaron, otros se levantaron y empezaron a correr pasillo arriba, pasillo abajo. Otros abucheaban a los punkies que estaban a pie del escenario, algunos se pusieron a temblar moviéndose como histéricos y otros se quedaron muy serios, muy serios mirando y cada vez que acababa un tema aplaudían con todas sus fuerzas, y entre todo ese jaleo (¡¡¡Atención primicia!!!) había un cura con sotana filmando todo esto en una película.
15 minutos de bronca y después alguien cerro el telón.
En esa primera actuación fuimos Tommy, guitarra +Mike, bateria+Juanito+Silvia.
En febrero tocamos en el Texas con la colaboración de un policía que fue de casa en casa avisando a los vecinos que a pesar del ruido “no pasaba nada”.
Y en aquella ocasión ya habíamos cambiado de formación… Jorge “Gabardino” Guber a la guitarra y Patrick Boissel a la batería y Juanito y yo
Y en mayo tocamos en La Orquídea junto a Mortimer y allí entro Choly al grupo con su guitarra afinada de un modo especial y German dirigiendo los botones de mi juego de voces.
Alguien me dijo de ese concierto que había uno masturbándose, si, yo lo ví, y era un tiarrón metido en años, que nada tenia que ver con el resto del publico, si, tal vez era el mayor de todos los que había ahí, pero con un cerebro de cacahuete incapaz de controlar una erección fugaz en un lugar publico con señoritas presentes.

No hay comentarios: